jueves, 4 de abril de 2013

La Campana María (Catedral de Puebla)



Las campanas naces desde el Siglo VI ante la necesidad de convocar con sus voces a los fieles para las ceremonias religiosas o ceremonias civiles, aunque también se les ha dado la función de llamar a las lluvias, alejar a las granizadas y a las tormentas así como para ahuyentar a los espíritus malignos. Se tiene a San Paulino, obispo de Nola como el inventor de las campanas entre los años de 353 a 424 y al Papa Sabiniano, quien dispuso se tocasen en las iglesias el año de 1604.

El nombre correcto con el que se le conoce a la enorme campana de 8 toneladas 572 kilos que se encuentra en la ciudad de Puebla sobre la torre norte de nuestra hermosa iglesia catedral es María de la Concepción; los poblanos la llaman solamente “La Campana María”. Históricamente esta campana se quebró 4 veces antes de que pudiera complacer con su sonido a la Angelópolis. El héroe de fundición el maestro campanero Francisco Márquez y quedando impresa la fecha del 28 de Marzo del año de 1729 a fecha de su fundición.

Cuenta con un badajo de 5 quintales, la nimiedad de 226.5 Kg. La historia contempla  al indio de Cholula, Juan Bautista de Santiago como otro de los artífices que logró subirla hasta la torre pero la leyenda de la Campana María es de lo más hermosa y es la que a continuación le narramos:

Cuatro veces habían intentado fundir una campana que fuera la vocera de la Angelópolis y cuatro veces habían fallado en su intento. Tanto los canónigos como los fieles creían que era en castigo a su presunción y  su soberbia por tener una campana de enormes proporciones.

Francisco Márquez y su hermano Diego serían los encargados de demostrarle a la sociedad poblana la equivocada creencia que el oro y la plata le dan la sonoridad al sonido vocinglero de las campanas, pues para hacer una campana de buen sonido y con excelente tono, solamente hace falta tener las proporciones adecuadas consistentes en 80% de cobre, 10% de estaño y 10% de plomo y otro 100% de fe.

Las cuatro pruebas anteriores para fundir la campana fallaron porque la fundición se realizó a ras de suelo y en el intento por elevar al campanario la enorme obra había resentido su traslado. El talento de nuestros artesanos logró llegar a la conclusión de llevar todos los instrumentos de fundición a la bóveda de la iglesia, dentro de la torre a punto de concluirse y con esta inteligente decisión se avanzó en la labor de un 90% del trabajo a realizar. Cuando los hermanos Márquez descubrieron el molde, la hermosa obra ya sonaba en la boca de todos quienes ansiaban oír su arrebato con canto por todos los confines de la urbe.

El ansia por deleitarse con su timbre hacía que los Márquez, hubiesen conseguido a un buen grupo de gañanes para elevar la campana sobre la viga que la sostendría para propalar su sonora carcajada, pero los sacerdotes impidieron que manos tan profanas tocasen al menos la pureza de la campana que lleva el nombre de la madre de Dios.



7 comentarios:

  1. Falta la leyenda: Los hombres que encargados de subir la campana trabajaban arduamente, pero solo conseguían subir unos centímetros cada día. Una mañana que se presentaron a su trabajo, con fe y entusiasmo, vieron que la campana estaba colocada en su logar. La única explicación posible es que los ángeles la subieron por la noche.



    ResponderEliminar
  2. Yo había escuchado otra leyenda en torno a que la campana mato a un campanero al haber sido tañida por este y por consiguiente estuvo "presa" o castigada por algún tiempo. Hace muchos años subí a la torre y es impresionante la majestuosidad de la campana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. creo que la campana castigada es de la cd de México y se encuentra en la Catedral Metropolitana. En su visita el mismo Papa Juan Pablo II la perdono y ahora ya repica.

      Eliminar
    2. creo que la campana castigada es de la cd de México y se encuentra en la Catedral Metropolitana. En su visita el mismo Papa Juan Pablo II la perdono y ahora ya repica.

      Eliminar
    3. ciertamente esa campana castigada se encuentra en la catedral de la Ciudad de México

      Eliminar
  3. Yo me se la leyenda que los trabajadores no podían subir la campana y que en una noche el que se quedo de guardián se quedo dormido y al día siguiente que intentarían de nuevo subir la campana ya ella estaba colocada las cuales había sido puesta por 2 ángeles

    ResponderEliminar
  4. Es lamentable que la comunidad de puebla o turistas que la visitan. tengan mas conocimiento de nuestras leyendas. Soy poblano y lo que leí no concuerda con la leyenda. "POR FAVOR AL ENCARGADO DE EDITAR O SUPERVISAR ESTA PAGINA CHEQUE LOS DATOS" Ya que son varias leyendas que no son lo que el voz populista dice. O se conoce.

    atentamente.
    un poblano que defiende sus raíces y tradiciones.

    ResponderEliminar